Buscador de temas

viernes, 23 de enero de 2009

Estímulo económico para la educación

Unos $20 mil millones de dólares han sido destinados para la modernización de las escuelas y mil millones para la tecnología de la educación. Esto forma parte de los casi $150 millones del financiamiento dirigido hacia la educación como parte la nueva versión del paquete de estímulo económico que presentaron los legisladores el pasado 15 de enero. Trabajando en estrecha colaboración con el presidente electo, Barack Obama, los demócratas de la Cámara pidieron un total de $825 millones del gasto federal, junto a las reducciones de impuestos para reactivar la economía, con fuerte énfasis en la energía, la educación, la salud, el empleo y la producción de la construcción de carreteras. La legislación federal requiere un gasto de aproximadamente $550 millones y las reducciones de impuestos a unos $275 millones durante los próximos dos años. Una buena cantidad de ese dinero será el boleto para invertir en la educación de la nación, incluyendo dinero para las escuelas y colegios, con el fin de proteger los efectos de los recortes en los servicios estatales, así como los créditos fiscales destinadas a hacer la universidad más asequible.

Hay que ver si la Isla será incluída dentro se ese paquete de estímulos económicos destinado a la educación y con cuánto contaríamos para poner en márcha nuestros proyectos. El pueblo debería estar muy atento al uso que se le dará a esos fondos federales. Es imperante que nuestro sistema educativo mejore sus instalaciones físicas, contrate el personal administrativo y docente con las credenciales adecuadas, desarrolle programas de desarrollo profesional para la docencia, implanten nuevos programas educativos destinados a la investigación, al uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), a la adquisición de recursos tecnológicos necesarios y el diseño de experiencias educativas innovadoras. Esta sería una magnífica oportunidad para formar ciudadanos altamente capacitados que sepan enfrentar los grandes retos de la era y que formen parte de la economía global del conocimiento. Lamentablemente, la historia nos ha enseñado que los fondos destinados a mejorar el sistema educativo se derrochan en los altos sueldos de los funcionarios, oficinas lujosas, vehículos oficiales de lujo, contratación de personal ineficiente, servicios educativos disfuncionales, deficiencia académica, falta de mayor supervición, servicios inapropiados para las personas discapacitadas, malversación de fondos, obtener lucros personales y obtener mayor ventaja política del gobierno de turno que busca perpetuarse en el poder. Es tiempo de que nuestro pueblo abra sus ojos y fiscalice más el uso que se le está dando al dinero para la educación de nuestros niños y jóvenes. La educación es un puente hacia el desarrollo económico de nuestra Isla y tenemos que aportar para que nuestros hijos tengan un mejor mañana y un ambiente seguro en donde vivir.

Accede a la noticia oprimiento AQUÍ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada