Buscador de temas

viernes, 6 de noviembre de 2009

Preocupación de la Middle State sobre la situación de la UPR

La Middle State Comission on Higher Education envió una carta el pasado mes de octubre al Director Interino del Consejo de Educación Superior, Sr. José Aparicio Maldonado, expresando su preocupación en torno a los despidos abruptos que se dieron en esta agencia y el posible impacto negativo en la futura acreditación del Sistema UPR. La MSCHE advierte seriamente al sistema educativo del país a tener cuidado con las medidas administrativas que el gobierno ha estado tomando recientemente, porque se está poniendo en riesgo el proceso de acreditación y la administración de las becas federales en todas las universidades de la Isla.

Definitivamente, la implantación de la Ley 7 ha impactado las dimensiones sociales, económicas, políticas, administrativas, gerenciales y educativas. El reciente desmantelamiento del Consejo de Educación Superior (CES) es el reflejo de lo desacertada que ha sido la implantación de la misma. A través delos diferentes canales noticiosos nos enteramos de la enorme improvisación e injusticia que se está llevando a cabo en todas las agencias de gobierno. Es increible ver cómo el Gobernador ha delagado el poder absoluto al JREF para gestionar el proceso de cesantías sin llevar a cabo un estudio científico, estratégico y estructurado. Es como si estuviesen jugando con un juego de mesa, donde se quitan y se ponen fichas de aquí y de allá. Los empleados no son piezas de juego, son seres humanos que tienen familias, compromisos económicos, problemas de salud y diferentes necesidades.

Lo peor de todo esto es que hay unos fondos federales que se pueden perder si la agencia carece del personal y los rervicios que se requieren para su efectiva operacionalización. Quien se afecta es el prueblo entero. El CES es un vivo ejemplo de las consecuencias que conlleva el ejecutar una ley de manera improvisada y despiadada. El aviso de la MSCHE ya está en manos del gobierno, gerenciales y el pueblo entero. ¿Qué es lo que se va a hacer ahora?

La educación no tiene por qué pagar lo corrupto e ineficiente que han sigo el gobierno durante los pasados cuatrienios. Total, me atrevo a predecir que a la larga terminarán recontratando al personal, ya sea por las demandas ganadas, por temor a perder los fondos federales o por rellenar las plazas con empleados que favorezcan al gobierno de turno. El pueblo está cansado de escuchar que la culpa de todo es de las pasadas administraciones. Lo que el pueblo necesita son opciones viables que ayuden a resolver el problema social en el que vivimos en la actualidad.

Accedan al documento oficial de la MSCHE:

Carta MSCHE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada