Buscador de temas

domingo, 27 de marzo de 2011

Paradigmas Administrativos: 1.0 vs 2.0

Administrador 1.0 vs Educador 2.0
En algunos de los proyectos tecno-educativos en los que he participado como docente o personal administrativo, he tenido la experiencia de toparme con polémicas entre los Administradores de Redes de Información y los Administradores de la Plataforma eLearning. El poco o ningún diálogo entre ambas partes provoca que la plataforma sufra desperfectos técnicos frecuentes que afectan el proceso de enseñanza y aprendizaje de la comunidad educativa. En la mayoría de los casos, los administradores de sistemas de redes toman decisiones que afectan las los servicios de comunicación del LMS/CMS en pleno término académico. Por ende, la facultad ni los estudiantes pueden realizar sus tareas efectivamente dentro ni fuera de la institución.

Las consecuencias pueden ser nefastas para el proyecto tecnológico, ya que se experimentarán sentimientos de apatía, desencanto, frustración y disgusto por parte de los usuarios finales: facultad y estudiantes. Situaciones como éstas se convierten en pretextos justificables para rechazar la incorporación de los recursos tecnológicos en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Entonces, se propagan comentarios de pasillo de que plataforma LMS adoptada por la institución es la que no funciona, sin tener en cuenta el veradero problema subyacente: El choque entre los Paradigmas administrativos. 

A través de la observación y las experiencias vividas en mis entornos laborales, he llegado a crear un perfil general sobre ambos estilos administrativos:

Administrador de Sistemas de Redes de Información y Comunicación
  • Paradigma administrativo 1.0 (Modelo jerárquico: Top-down)
  • Toma decisiones arbitrariamente
  • Prefiere los softwares propietarios: MS Office y BlackBoard
  • Realiza interrupciones, actualiza, optimiza los sistemas y repara averías sin avisar a la comunidad educativa
  • Restringe el acceso a portales y servicios de información y comunicación de la web
  • Fiel a la plataforma Windows y base de datos MySQL
  • Cree en la propiedad intelectual y los derechos de autor
  • Fomenta el desarrollo de entornos cerrados, restringidos, inflexibles, centralizados, unidireccionales y estáticos
  • Forma parte de la burocracia institucional
  • Obliga a la comunidad a utilizar el correo electrónico institucional como único medio de comunicación y restringe el acceso a los medios sociales
  • Partidario del continuismo tecno-académico: el cambio es el peor enemigo
  • No fomenta la creatividad, innovación y emprendimiento institucional
  • Se considera como el cacique en su territorio: el proyecto tecnológico le pertenece a su unidad
Administrador Educativo eLearning
  • Paradigma administrativo 2.0 (Modelo jerárquico: Horizontal-tranaparente)
  • Toma decisiones en conjunto con los demás
  • Trabaja con softwares de código abierto (open source) y herramientas de la Web 2.0, OpenCourseWare, computación en nube y tiempo real: MOODLE, Chamilo, Edu2.0 y OpenOffice
  • Emite avisios a la comunidad educativa sobre interrupciones por mantenimiento, optimización o averías en el sistema 
  • Cree en la apertura para que los usuarios utilicen todos los servicios de información y comunicación disponibles en la web
  • Trabaja con sistemas tecnológicos de comunidades públicas como: Linux y Apache
  • Cree en el Contenido libre, Creative Commons, Copyleft y Procomún
  • Desarrolla entornos de colaboración social e inteligencia colectiva, abiertos, democráticos, flexibles, descentralizados, multidireccionales e interactivos
  • Flexibiliza y digitaliza los procedimientos institucionales
  • Fomenta el uso de Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) y Entornos Sociales de Aprendizaje (SLE) como medio de comunicación
  • Cree en el cambio constante para articular la universidad a las transformaciones socio-culturales, económicas, tecnológicas y pedagógicas
  • Propulsor de la creatividad, innovación y emprendimiento institucional
  • Se considera como un funcionario de paso: el proyecto tecnológico le pertenece a la comunidad educativa
Entonces se entra en el dilema sobre quién debe administrar los servicios de la red educativa institucional: ¿Los de Sistemas de Redes o los del Proyecto Tecnológico LMS? En las universidades de Puerto Rico se ve de todo un poco: 
  • Los directores de los proyectos tecnológicos se hacen cargo de la administración de los servidores y la plataforma LMS 
  • Los programas académicos adquieren y  administran sus propios LMS 
  • Los docentes optan por utilizar sus propias plataformas educativas (Edu2.0 / PLE ) 
  • Los docentes siguen impartiendo sus cursos con el apoyo del correo electrónico y MS PowerPoint™.  
No se puede descartar aquellas instituciones que han logrado establecer un clima de armonía entre ambas unidades, y también aquellas en las que una parte (administrstiva o educativa) se hace cargo del proyecto tecno-educativo efectivamente. Si esa es tu experiencia, te felicito... Aprovecha al máximo todas las ventajas de la tecnología en el proceso de enseñanza y aprendizaje. 

Para finalizar, deseo aportar algunas recomendaciones que he aprendido en la marcha la administrar los sistemas de redes educativas. 
  1. Activen un protocolo de comunicación: Seleccionen a un empleado que se encargue de emitir comunicados a la comunidad para avisar la futura interrupción de los sistemas o para notificar la existencia de una avería en los sistemas. 
    • En caso de actualizaciones u optimización de los sistemas, se recomienda avisar al admnistrador del LMS para que verifique que los servicios de comuniacación del servidor continúen funcionando correctamente. 
  2. Actualizar u optimizar los sistemas en horarios de poca actividad académica. Los días de receso académico, receso de verano, de navidad y semana santa son excelentes para optimizar y mantener los sistemas. También, en tempranas horas del día se puede trabajar en el mantenimiento ya que no hay mucha actividad. La mayoría de los empleados trabajan en tiempos fijos de ocho horas. Por tanto, se pueden hacer arreglos en el horario de entrada y salida para fines de mantenimiento y optomización. ¿Por qué tiene que haber tanta rigidez en los horarios de todos los empleados?
  3. La universidad debería contar con personal nocturno y durante los fines de semana. En muchas ocasiones han ocurrido averías los fines de semana, y como no hay quien atienda los contratiempos, se tiene que esperar hasta el lunes en lo que el personal inicia las labores de reparación correspondientes. Esto afecta las labores instruccionales y de aprendizaje, ya que gran parte de los profesores asignan tareas, actividades o administran pruebas los fines de semana. En algunas instituciones hay personal que trabaja de manera oncall para atender las averías de los sistemas a cualquier hora del día.
  4. Diseñen una bitácora de administración:
    • Registro de averías ocurridas, qué pudo ocasionarlas, personal que atendió el problema, día y hora, configuraciones activadas o desactivadas y soluciones encontradas. Esto ayuda mucho en la corrección inmediata de averías similares en el futuro. Sirve como base para el desarrollo del capital intelectual.
  5. Activen un comité de emergencias: Ante la eventualidad de alguna emergencia de tipo ambiental, climática, telúrica, natural o provocada, es importante identificar el personal adecuado para proteger los equipos y mitigar los daños a los sistemas. 
    • Diseñar un plan de seguridad y desalojo que describa los procedimientos a seguir en caso de: incendio, huracán, terremoto, inundación, deslizamiento, escape de gas, vandalismo/atentados/amenazas, manifestaciones sociales y otros. El plan debe incluir procedimientos antes, durante y después de la emergencia. En el caso de los sistemas de redes se debería contar con un generador de electricidad que mantenga los servidores en funcionamiento (temporeramente) para que la comunidad pueda acceder a los cursos de manera remota y mantenerse informada a través de los canales informativos institucionales. Claro está, dependiendo del tipo de emergencia ocurrida.
  6. Cambio de actitud: En esta era postdigital los modelos organizacionales están atravesando por una serie de trasformaciones sociales que afectan la manera en que se dirigen los sistemas. Los modelos top-down ya no están siendo efectivos a la hora de afrontar las crisis del siglo 21. En cambio, los modelos horizontales, transparentes, democráticos y socio-colaborativos están demostrando mayor efectividad la afrontar de manera colectiva las adversidades y conflictos inesperados. La actitud del administrador 2.0 debe ser la de mirar hoy y ahora el futuro que nos espera, y no la de ponerle parchos a las situaciones que llegan. El administrador 2.0 es el que llega para atender las causas, no los efectos. Solucionar las adversidades de manera colectiva ayudan a atender con prontitud las dificultades. El flujo de ideas en pro del bienestar colectivo es abundante. El líder sabio es el que sabe escuchar todas las posibles alternativas de aquellos que están en la raíz del problema. No podemos seguir atendiendo las adversidades del siglo 21 con las viejas tácticas del siglo 21 basadas en referencias filtradas y opiniones personales. La clave del éxito del admnistrador 2.0 es la de entablar sabias conversaciones con cada miembro afectado en el sistema. La comunicación efectiva es la clave del éxito al momento de llevar las riendas de una organización. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada