Buscador de temas

viernes, 5 de junio de 2009

E-paper: Technological Change


Las tecnologías digitales se han convertido en el centro de nuestras vidas en el siglo 21. De una manera u otra tenemos que tomar en cuenta que participamos inconscientemente con ellas y la manera en que han afectado la forma en que vivimos y cómo funciona nuestra sociedad hoy día. Las computadoras se han convertido en herraientas de computación ubicuas, por lo que nuestra relación con ellas también ha ido cambiando. La Interfaz Humano-Computadora (IHC) está transformando la manera en que nos comunicamos con otros individuos, organizaciones y comunidades, pero la naturaleza de estos "comportamientos" no está tan clara aún.

La rápida proliferación de las tecnologías limita el tema de la "estrechez de transmisiones" cuando las personas de hoy se comunican de manera digital y construyen comunidades en las que se reúnen para aprender, colaborar y construir conocimientos. Este paradigma de construcción social no es un fenómeno nuevo. Sin embargo, la magnitud, la complejidad, el ritmo de transformar el comportamiento humano y el reto que muchos de los supuestos tecnológicos que sustentan nuestra sociedad, tienen de una manera u otra gran influencia en el sistema educativo formal. La visión optimista que se tiene es que la tecnología ofrece un potencial significativo para el desarrollo de nuevos enfoques para la educación y para una nueva relación entre el aprendizaje formal e informal. La visión pesimista consiste en que los beneficios percibidos de la personalización del aprendizaje (control individual) es algo puramente ilusorio, ya que tal "personalización" dictaría el aumento de la combinación tóxica de los movimientos de una masa consumista vinculada con interés personal, actitud que corresponde a la pasada era industrial. Estos estudios sobre el futuro del aprendizaje para toda la vida deberían entender mejor cómo el desarrollo tecno-educativo se relaciona a la integración del conocimiento, creatividad e innovación dentro del aprendizaje significativo en todos los niveles de aprendizaje.

Hoy día podemos apreciar cómo la tecnología ha sido administrada para incorporarse en la sala de clases tradicional a través de las mismas prácticas pedagógicas tradicionales. Necesitamos urgentemente entender que los agentes de cambio son principalmente a través de la informalidad, el empresarismo, lo doméstico y personal, dentro de contextos mayores a los que propone el sector público del gobierno. Tenemos que entender los puntos claves de la penetración tecnológica, especialmente cuando se producen fuera del propio entorno educativo. Hay que ver cómo esos puntos claves se pueden vincular con la educación formal. El desarrollo de los Recursos Educativos Abiertos son un ejemplo clave de cómo puede rehacerce la educación, según se transforman las suposiciones claves sobre el control y pertenencia del aprendizaje.

La mayoría del aprendizaje que adquiere nuestra población estudiantil no tiene lugar en los programas de educación formal . Cada vez más, la tecnología se está utilizando para el aprendizaje (tanto por parte de los jóvenes en edad escolar, como en las personas mayores dentro y fuera del trabajo, mediante la interacción con las redes sociales) y está aumentando su poder para hacerlo. Todavía continuamos con la ineptitud de responder a este proceso desde las dimensiones administrativas, financieras, pedagógicas y curriculares. Si esta situación sigue siendo así, entonces la educación formal podría ser menos relevante para la vida diaria y el aprendizaje de muchas personas. Por supuesto, el aprendizaje permanente no dejará de existir, pero puede ser cada vez más desconectado de la disposición formal de la educación. Sin embargo, la impredecible naturaleza de largo plazo de los cambios tecnológicos que afectarán el aprendizaje permanente, será determinado por el creciente poder y capacidad de adaptación de la Web y las aplicaciones que soporta.

El documento pone de relieve la necesidad de un replanteamiento sobre lo que constituye la alfabetización informática y cuestiona la conveniencia del término "alfabetización". Esto, a su vez, se relaciona con reconceptualizar la "exclusión digital". Esto requiere de modelos más sofisticados, más allá de la simple correlación con la situación socioeconómica, generacional y geográfica determinas.

El rediseño de los entornos en los que el aprendizaje se lleva a cabo se hace más complejo porque el contacto con la gente, la información y el conocimiento ya no es dictado por las limitaciones de tiempo o lugares geográficos. El término "arquitectura" asume un nuevo significado cuando se aplica a los objetos virtuales que se interconentan entre sí y en la capacidad que tienen para la actualizar constantemente la información y el conocimiento. El permitir a las persnas acceder al conocimiento más allá del entorno imnediato requerirá un repensar del rol del espacio isntitucional actual.

Si la inteligencia es distribuida de manera eficaz, pero con sujeción a las comunicaciones con dispositivos incorporados al individuo, esto replantearía nuevas cuestiones fundamentales para la evaluación y acreditación de los programas académicos. No podemos dirigirnos hacia los estudiantes como "pizarras en blanco", sino que debemos reconocer que son seres evolutivos y de interacción a través de las redes. Ya no son seres confinados a espacios de tiempo determinados y ambientes encerrados donde se retransmite el conocimiento elaborado en los textos estáticos.

Por último, el documento sostiene que no es correcto tratar el tema de la tecnología como una panacea o una amenaza perpetua. A medida que la tecnología continúa propagándose en el hogar, la comunidad y el lugar de trabajo, tenemos que entender cómo utilizarla para apoyar a las personas durante toda su vida a fin de que se trate de promover la actitud de participación activa y hacerle frente a la pasividad. Es impotante desarrollar ciudadanos con altas capacidades para contribuir ante las diferentes crisis sociales, económicas, laborales y de salubridad por las que atravesamos en esta era. La nación necesita entes activos que ayuden a resolver los problemas de la sociedad, no personas que esperen a que la nación sea quien tome acción ante sus conflictos encontrados.

Accedan este interesante documento AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada