Buscador de temas

sábado, 19 de marzo de 2011

Docentes 2.0: Educadores invisibles

No cabe duda que vivimos en un cambio de era. No solamente por la eclosión tecnológica, sino por la plétora digital en la que sectores de la sociedad han estado formando parte. Un cambio paradigmático que está hechando hacia un lado el anacronismo organizacional que aún sigue vigente entre nosotros. A nivel político lo vemos en los países árabes (Egipto y Libia), en nuestras tierras, así como en nuestros contornos más cercanos. Lo vemos en la insustria musical, en la prensa, radio y la TV, en las compañías e indistrias. Personas de diferentes partes del mundo expresan su sentir divergente a través de medios no convencionales que logran trascender todos los confines del tiempo y espacio, todo régimen opresivo, todo sistema organizacional decimonónico. Los vestigios del siglo 20 sólo sirven para comprender lo que hoy somos, en dónde nos encontramos y hacia adonde nos dirigimos, pero no determinará los fenómenos impredecibles que conformarán el mañana que nos depara. 


Y me pregunto ¿Qué rayos sucede con el sistema educativo que no se está moviendo hacia esa dirección? ¿Por qué todavía se menciona el desarrollo del pensamiento divergente, las inteligencias múltiples y el constructivismo desde la dimensión skinner-watsoniana? No hablo sobre el conectivismo de Siemens porque hay instituciones que ni si quiera lo mencionan en sus programas curriculares. ¿Acaso están desconectadas del mundo en el que viven? La experiencia de trabajar en distintas instituciones educativas de nivel superior y el acceso a sitios web informativos me lleva a pensar que el lograr la transformación del educador 2.0 tomará alrededor de una década más. Hoy sigo viendo cómo una herramienta de los años 90's como PowerPoint™ sigue siendo parte integral de la educación en línea.

Resulta inverosímil creer que en pleno siglo 21 virtualidad no se considera como tiempo contacto válido en el proceso de enseñanza y aprendizaje en algunos centros educativos. Para muchos administradores la tele-educación es sinónimo de ausentismo, abandono, subversión, desestabilización y desintegración del sistema jerárquico educativo. Esto representa una amenaza para la estructura organizacional académica que se ha constituido a través de los siglos. Han llegado a tal nivel retrógado de definir la virtualidad como una ausencia a ser compensada con tiempo presencial
adicional. Para algunos administradores, aquellos educadores que utilizan más los recursos de la web en la educación en línea se conocen como Profesores Invisibles. Entonces, ¿para qué rayos se invirtió en una ifraestructura tecnológica y se adoptó una plataforma de eLearning institucional? ¿Qué sentido tiene utilizar BlackBoard, Moodle o Chamilo si las cosas se seguirán haciendo de la misma manera estática y predecible?

Esto significa que el tiempo utilizado para realizar metodologías instruccionales en línea no tienen valor alguno (para la administración universitaria): 

  • Conferencias/reuniones web (Elluminate/WiZiQ)
  • Podcasting
  • Webinars
  • Screencasts
  • Videotutoriales
  • Pruebas en línea
  • Envío de tareas en línea
  • WebQuests (búsquedas web guiadas)
  • Aprendizaje Basado en Problemas
  • Aprendizaje Basado en Proyectos
  • Foros de discusión virtuales
  • Diarios reflexivos
  • SCORM
  • Oficina virtual
  • Sala de charlas
  • Participación en las redes sociales
  • Otras más...
Sin embargo, yo tengo una percepción diferente de lo que es un Docente 2.0: Educador Invisible. Es aquel que sabe opinar, expresarse, comunicar, compartir, conversar, crear, producir, innovar y participar en la Web. Es aquel/aquella trabajadora del conocimiento que:
  • Trasciende las cuatro paredes del salón: Ofrece webinars, webcasts, screencasts, podcasts, bloguea, tuitea, conversa y sabe comunicar en diferentes contornos de aprendizaje. Tiene la habilidad de dispersarse entre el mundo físico y virtual en el momento adecuado.
  • Enseña de manera informal y descentralizada: Utiliza lo que ocurre en el mundo para conectar a los estudiantes con el aprendizaje significativo y permanente. Es un educador impredecible, caótico, flexible y democrático.
  • Tiene identidad digital: Administra cursos LMS: Moodle/Blackboard/Chamilo/Edu.2.0. Pero además posee un blog, página personal, portafolio electrónico, página wiki, canal de vídeos y presentaciones flash.
  • Comparte lo que sabe: Participa en actividades presenciales y virtuales sin esperar nada a cambio. Poseemos lo que somos por las contribuciones que hacemos (George Siemens). Sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se da (Antonio Machado) 
  • Cree en el contenido abierto: Las ideas no son definitivas; otros ya han creado lo mismo o mejor que tú. No le preocupa que le roben sus ideas. El conocimiento le pertenece a la humanidad. El conocimiento abierto es la energía del siglo 21 (Cristobal Cobo).
  • Aprende de manera transparente: Aprende de y con las personas, orzanizaciones y bases de datos. Cuando aprendemos de forma transparente nos volvemos profesores (George Siemens).
  • Aumenta su nivel de productividad: Utiliza recursos de la web para gestionar el conocimiento y procesar tareas administrativas. Utiliza dispositivos electrónicos para conectarse con las herramientas de la web.
  • Investiga y comparte: Crea wikis, o lecturas en PDF en donde comparte sus hallazgos en diferentes escenarios de aprendizaje: PLE, PLN, SLE, PDE, COIN.   
  • Diseña sus propios contenidos didácticos: Aplica el conocimiento en variadas formas de representación multimedial sin transcribir literalmente lo que dicen los impresos.  
  • Es ubicuo: accede al conocimiento y se comunica con otros desde cualquier dispositivo electrónico a cualquier hora.
  • Siempre está actualizado/a: Utiliza RSS y otros recursos automatizados para suscribirse a canales informativos.
  • Utiliza más de una plataforma: No existe una plataforma educativa perfecta y única. La mejor plataforma de eLearning es UNO mismo/a y sus estudiantes: es la ACTITUD.
  • Utiliza herramientas invisibles: Recursos digitales de la web con las que puedes producir artefectos de contenido sin necesidad de utilizar el procesador del computador, memorias flash ni programas propietarios. 
  • Accede a eventos globales: Congresos, cumbres, seminarios, talleres, plenarias, cenferencias y diversidad de eventos vía streaming o diferidos sin tener que gastar un céntimo en viajes, hospederías y traslados. Aprende de otros y con otros todo lo nuevo y actualizado. 
  • Promueve la universidad verde: Utiliza eBooks, lecturas en PDF, vídeos, y artefactos digitales sin costo alguno para los estudiantes. El ahorro en el consumo de papel y cartuchos de tinta es enorme. Ahora, la universidad se queja de los gastos recurrentes ocasionados por la tecnología, pero no tiene la capacidad de fomentar esta práctica en su comunidad.
  • Teoriza su propia práctica: No espera por talleres de desarrollo profesional, manuales o guías pedagógicas prescriptivas, sino que se atreve a estructurar por sí mismo/a nuevas experiencias instruccionales. Experimenta y analiza los resultados con sus estudiantes y comparte la experiencia con la comunidad educativa.
  • Participa en redes transnacionales: Es integrante en distintas redes profesionales, sociales, de apoyo y cognitivas. Desde distintas dimensiones puede aportar o contribuir con conocimientos, experiencias o artefactos digitales para el bien común de la red.
  • Sabe dónde conseguir lo que necesita: La capacidad para conseguir lo que se necesita es más importante que lo que ya se conoce o sabe.
  • Sabe desempeñar múltiples funciones: Estructurador, desarrollador, facilitador, administrador, colaborador, moderador, tutor, mentor, coach y curator.
  • Fomenta el pensamiento divergente: Permite que sus estudiantes cuestionen lo que aprenden y vayan más allá de lo que dicen los textos. Les permite crear, innovar, experimentar, empoderarse, emprender. 
  • Sabe trascender lo conocido: Los estudiantes de hoy no vienen a escuchar lo que ya está impreso en los textos. Vienen a experimentar, explorar, descubrir, crear, innovar y producir. Jamás conocerán lo desconocido, si se aferran a lo ya conocido. 
  • Enseña a aprender de los errores: Conocer lo falso como falso es una gran experiencia, porque es la única forma en la que uno llega poco a poco a saber lo que es la verdad. Para conocer la verdad como verdad, el camino pasa por la experiencia de conocer lo falso como falso (Osho). No podemos seguir enseñando lo correcto, lo lineal, lo fácil de evaluar, lo cómodo para diagnosticar. Debemos ver el aprendizaje como un camino, no como una meta a seguir.
  • Permite las múltiples manifestaciones de la inteligencia: Aprobar no significa aprender. Los estudianes deben aprender a aprender, solucionar problemas complejos, manejar conflictos, pronosticar fenómenos, crear, producir, innovar y reinventarse. Nuestra generación ha pasado de la contemplación y el silencio a la distracción y el movimiento (George Siemens).
  • Logra que sus estudiantes sigan conectados al aprendizaje: Deberíamos tener como meta que un estudiante tuviese una red global de amistades y relaciones para el resto de su vida (Alan November, ISTE 2010). Esa es la mejor huella que un educador podría dejar en sus estudiantes...
El educador tradicional, aunque utilice la tecnología en sus clases, es un profesional que proviene de una era predecible en la que: 
  • dicta sus clases a la misma hora y en el mismo lugar
  • utiliza el mismo estilo de enseñanza: conferencia magistral y taller
  • utiliza el mismo material didáctico: libros, revistas especializadas y fotocopias
  • utiliza la misma herramienta tecnológica: Proyector y PowerPoint™
  • promueve el aprendizaje memorístico-repetitivo
  • administra el mismo tipo de examen: estanradizado
  • aclara dudas en clase o en horas de oficina presencial (si está)
  • utiliza el mismo conocimiento durante décadas
  • sólo está conectado al quehacer académico
  • siente, piensa y actúa de igual manera
Desde mi entorno laboral donde me pagan por crear, innovar, producir, diseñar, investigar y compartir, he hecho todo lo mejor posible por lograr que la facultad utilice las nuevas herramientas de productividad. No sólo eso, que accedan al excedente de información que les ayudará a actualizar sus cursos. Que existen otras nuevas formas de estructurar sus clases para anclar a los estudiantes en el proceso de aprendizaje, basándose en la incorporación de los recursos tecnológicos emergentes. Siempre hay unos pocos con el deseo genuino de aprender. Pero en general, más del 90% prefieren mantenerse en lo conocido porque es la manera más corta y fácil de dictar sus clases. Existen muchas razones por las que los educadores deciden mantenerse en la pedagogía tradicionalista (leer: Educadores 0.0). 

Lo que sí es incontenible es la proliferación de Docentes 2.0: Educadores invisibles. ¿Dónde están esos educadores? Dispersos en dimensión digital: Facebook, Twitter, Blogs, Wikis, Sitios web, PLE, PLN, SLE, PDE, COIN y demás entornos de aprendizaje. Somos de un mismo país, hablamos el mismo idioma universal, compartimos las mismas necesidades y objetivos. ¿Cómo encontrarlos? A lo mejor los has visto en persona, pero no sabes todo lo que hacen desde la Web. Síguelos... observa lo que hacen, cómo lo hacen, ingresa en las redes educativas, accede a eventos virtuales en streaming, participa, escribe artículos, graba vídeos, saca fotos y cuélgalas, conéctate a la web y comparte con muchos de ellos. No hay que invertir un sólo centavo. Gracias a sus aportaciones he aprendido muchísimo sobre eLearning, educación 2.0, aprendizaje 2.0, Web 2.0/3.0 y los paradigmas educativos contemporáneos. Muchos nos hemos convertido en una enorme familia que nos sirve de apoyo y enriquecimiento. Educadores invisibles que en un momento dado se convierten en nodos visibles de saber que trascienden los confines del tiempo, espacio y distancias geográficas...

9 comentarios:

  1. Wao Antonio, excelente artículo. Fijate que somos muchos docentes invisibles, porque la institución no puede ver la labor que realizamos, pero somos visibles para nuestros estudiantes porque ellos ven, comprenden, analizan y aprenden con estas formas de enseñanza/aprendizaje. El sistema educativo sabe que necesita un cambio, pero pretende cambiar utilizando los mismos métodos y estrategias del pasado. Quiere integrar la tecnología comprando una computadora o una pizarra digital que solo se utiliza para proyectar alguna diapositiva de power point. Eso no es integrar la tecnología. ¿Cómo le puedo explicar a mis estudiantes el proceso de la metamorfosis de los anfibios cuando el internet de la escuela tiene un filtro que no me permite ver un video de Youtube o una lámina en Google? Nos proveen computadoras pero nos limitan el acceso. Se da un paso hacia el frente y veinte hacia atrás. Las instituciones debes entender de una vez y por todas que nuestros estudiantes aprenden de forma diferente. Son muchos los docentes innovadores que creemos en una nueva manera de enseñar, crear contenidos, participar en redes, tener una identidad digital pero estamos presos en un sistema que "apoya" el cambio pero sigue utilizando los mismos métodos y capacitando docentes en planificacion de pruebas estandarizadas... Gracias por incluir estos artículos, espero que sean de inspiración para todos aquellos que desean un verdadero cambio en la educación y que todavía no saben que herramientas utilizar.

    ResponderEliminar
  2. Sumante interesante el articulo Docente 2.0:Educadores invisibles....

    ResponderEliminar
  3. Gracias al amig@ anónimo por su comentario. Vanessa, definitivamente sí que eres una docente 2.0. Invisible para la adminisración y un nodo visible por los que te seguimos en la dimensión virtual. Lo esencial es invisible para la educación tradicional. Tal y como dices, con regalar computadoras no se resolverá la crisis cognitiva por la que atravesamos. No se trata de TENER recursos, sino del QUÉ hacemos con lo que tenemos. En ti, la escuela tiene un gran recurso de apoyo para que los demás colegas se conviertan en educadores 2.0. ¡Adelante y mucho éxito!

    ResponderEliminar
  4. Nadie es invisible ni visible en Educación, ahora esto cambia si hablamos de formación, que es lo que se hace hasta ahora i que tan buenos resultados ha dado, jejej, supongo que se entiende la broma...

    Educar no es instrur-como se pensaba hasta ahora y como la mayoría del "poder educativo" aún vende hoy-, educar es "ayudar a que las personas sean creativas, críticas y que sepan hacer grande la sociedad", solo eso y nada más y nada menos que eso y los docentes da igual donde estén, en la visibilidad de las aulas (cárceles de la instrucción) o en la Sociedad Ubícua, lo importante es que realicen el pael que les toca, ayudar a los responsables de esta sociedad, los ciudadanos.

    Juandon

    ResponderEliminar
  5. gracias profesor, estare siguiendolo.

    ResponderEliminar
  6. Muy buen comentario sobre el tema tecnologia que no es un tema menor...Gracias....

    ResponderEliminar
  7. El DEPR se esta viendo obligado a transformar el sistema de educación, ya que cada día aumenta el número de educadores que tienen un "despertar tecnológico de enseñanza"; y algunos docentes por temor a quedarse "atrasados", están despertando a una nueva consciencia de impartir la enseñanza de la mejor manera posible para ser visibles al alumno.

    ResponderEliminar
  8. EXCELENTE ARTÍCULO, ME APORTA MUCHISIMO, GRACIAS

    ResponderEliminar
  9. Claudia Avila Vargas11 de abril de 2012, 10:34

    Excelente apreciación, mi querido compañero virtual,realmente ser docente es un compromiso de cambio , de innovación, de gestionar y formar redes de aprendizaje. No es docente el que imparte sin cesar información, docente es que hace sentir la palabra, aquel que permite soñar a sus estudiantes.

    Gracias por la información

    ResponderEliminar