Buscador de temas

Cargando...

sábado, 17 de mayo de 2014

A escuelas cerradas, nuevos centros de aprendizaje...

Foto: El Nuevo Día
Puerto Rico atraviesa por un inminmente cierre de 100 escuelas que forman parte del sistema público. Toda esta polémica decisión se debe a una baja considerable en la matrícula de nuestros estudiantes, producto de la baja taza de nacimiento y la diáspora de profesionales que buscan una mejor calidad de vida en los Estados Unidos. Se estima que para el 2020 experimentemos una reducción estudiantil adicional de un 4%. Los líderes gremiales indican que las escuelas elementales son las más afectadas por el mayor número de escuelas que cerrarán operaciones a partir del mes de agosto cuando iniciará el próximo año académico 2014-15. Pero a largo tiempo se afectarán también las escuelas intermedias y superiores. 

El Gobierno de Puerto Rico asegura que no se despedirán los empleados de la administración escolar, comedores escolares y maestros. Estos empleados serán reubicados entre los demás planteles escolares de la misma ciudad que seguirán ofreciendo sus servicios, ahora con un mayor número de estudiantes. Algunas escuelas no darán a basto para recibir las decenas de estudiantes nuevos. Ya escucharemos los conflictos generados por la falta de salones y el número de estudiantes por salón. 


La reacción de las comunidades afectadas no se ha hecho esperar. Estudiantes, padres y maestros se han unido para manifestar su indignación ante el anuncio del cierre de sus escuelas. 

“Estamos en un país donde el gobierno cierra escuelas para economizarse millones que luego son utilizados para enriquecer a los contratistas de una agencia corrupta”, dijo una maestra de Barranquitas que pidió no ser identificada por temor a represalias (Arnaldo García)

“Lo peor, y en lo que a mí respecta, es que hay una compañía contratada por el DEPR que es Boston Consulting Group que está haciendo el estudio y le está expresando al Departamento, qué escuelas bajo qué criterios se deben cerrar o se deben mantener abiertas” (Sen. Maritere González)

Se estima que el DEPR economizará entre $25 a $27 millones de dólares. Lo que todos tenemos que cuestionar es lo siguiente: ¿Qué hará el gobierno con el dinero economizado? y ¿Qué hará el gobierno con las escuelas cerradas? Ese dinero y esas instalaciones le pertenece a nuestra gente, no al Gobierno ni al Departamento de Educación. Exigimos un plan de uso de esos fondos y de esas estructuras.

En los diferentes medios noticiosos se ha mencionado la posibilidad de convertirlas en oficinas del Departamento de Educación, oficinas de otras agencias gubernamentales, centros comunales o cedidas a los municipios. Todavía no se ha difundido un plan concreto sobre el uso de las instalaciones cerradas. No soy político, inversionista ni contratista que busca lucrarse del crecimiento y desarrollo de mi pueblo. Pero en medio de este marco de incertidumbre, me gustaría someter mi humilde propuesta sobre el futuro uso de las escuelas a ser cerradas.
Que este cierre no sea únicamente para sumarle economías al departamento de educación, restándole servicios apremiantes a nuestras comunidades más necesitada.
  • Utilizar el sobrante de $25 millones de dólares para crear proyectos socio-educativos que ayuden a las comunidades a tener acceso a la libre distribución del conocimiento. Si Puerto Rico ya cuenta con un 58% de penetración a la Internet, lo ideal es construir más Centros de Aprendizaje y menos escuelas. Nuestra sociedad ya no es la misma de la Era Industrial. Ahora se lee, escribe, aprende y se comunica de formas transmediáticas. Las nuevas generaciones estudiantiles ya no aprenden basados en estándares académicos, sino formando parte de proyectos reales utilizando herramientas blandas que permiten aumentar su nivel de productividad y extender las capacidades comiunicativas. Las nuevas generaciones quieren construir sus propias identidades socio-culturales y no permitirá que otros intervengan en su proceso de formación. El aprendizaje del siglo 21 es global y no encapsulado en aulas desconectadas del resto del mundo. Los Centros de Aprendizaje son espacios abiertos, ubicuos e inclusivos en los que se trabaja individualemnte dentro de lo colectivo. El aprendizaje es informal, descentralizado y opera con estándares evolutivos, según los niveles de excelencia personalidada. 
  • Comunidades de Aprendizaje: en donde las personas que quieran
    Red Graduada UPRRP
    aprender acudan a los nuevos centros para buscar información, hacer estudio independiente, formar parte de proyectos colaborativos, participar en causas o movimientos, gestionar investigaciones, diseñar productos de transmisión cultural y participar en proyectos comunitarios. Que las personas de la comunidad aprendan a hacer un uso adecuado de la tecnología para aprender a crear sus propios negocios, investigar sus temas de interés y ayudar a otros ciudadanos a formar parte del mercado laboral. Un lugar donde los profesionales acudan a ofrecer charlas, conferencias o talleres tecnológicos para ayudar a mejorar la calidad de vida de las comunidades.
     
  • Centros de tutoría: Que los estudiantes Universitarios de Educación
    utilicen estos centros como entornos reales en donde realizar sus prácticas docentes como tutores/mentores en diferentes disciplinas del saber. Que toda la teoría que aprenden en las aulas universitarias sean puestas en práctica con los estudiantes que acudan a recibir estos servicios. Estos nuevos centros podrían servir grandemente como lugares en donde realizar investigaciones a nivel de maestría y doctoral. Todos esos hallazgos podrían servir de utilidad para transformar nuestro sistema educativo con nuevas teorías, modelos, estrategias y prácticas docentes innovadoras articuladas a nuestra sociedad. Que nuestra docencia aprenda a teorizar su propia práctica y no siga los viejos modelos mentales del pasado, dedicados al consumo de modelos, técnicas y estrategias pedagógicas elaboradas por otros. También,  se podría invitar a los maestros u otros profesionales retirados que estarían dispuestos a donar volntariamente unas horas de su tiempo libre para ayudar a nuestra comunidad. Quizá, ofrecerles algún tipo de estipendio o compensación por su contribución a la sociedad.
      
  • Learning Common at Sagrado Corazón
  • Learning Commons: Convertir los planteles escolares en Centros de Aprendizaje Común, en donde las personas que quieren aprender de manera informal se congregan para trabajar conjuntamente en el desarrollo de start-ups, proyectos innovadores, entornos de investigación, generación de proyectos científicos o socio-culturales. Un entorno flexible y dinámico de aprendizaje donde las personas traen sus propios dispositivos con capacidades de conexión para formar parte de infinidad de proyectos de aprendizaje y trabajo. Las aulas tradicionales ya no son los centros exclusivos de aprendizaje que necesita nuestra sociedad. Ahora la sociedad aprende bajo el movimiento y la distracción. Aprenden enentornos caóticos, difusos y transparentes. Los learning commons ofrecen los espacios apropiados para que las personas aprendan conjuntamente con la ayuda de un mentor, tutor, coach (acompañnante) que los guíe en su proceso de construcción de conocimientos de orden superior.
  • Comunidades de Práctica: Habilitar las facilidades para que los maestros aprendan a incorporar las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) en sus aulas. El DEPR gasta millones de dólares en costear las jornadas tecnológicas en lujosos hoteles. Qué mejor que utilizar estas escuelas como centro de adiestramiento edu-tecnológico a los maestros del sistema público y privado. Habemos muchos profesores y profesionales de los medios sociales capacitados para ofrecer talleres prácticos a los maestros. Estos centros estarían abiertos en verano para que los docentes utilicen la tecnología como recurso de aprendizaje social. Y no solo de tecnología, sino como lugares donde los educadores puedan producir sus propios recursos de aprendizaje digital. Un ambiente agradable en el que se compartan las nuevas teorías y paradigmas educativos contemporáneos. Un lugar en donde se congreguen los educadores para colaborar en diferentes proyectos que impacten a nuestra sociedad. 
  • Centros de Desarrollo Profesional: Un espacio donde se ofrezcan
    programas de certificación profesional. Nuestros profesionales carecen de centros de re-certificación, re-adiestramiento y expansión del horizonte de posibilidades. Qué meor que habilitar un centro de desarrollo profesional en el que se cobre por recibir los servicios educativos. El dinero recaudado se utilizaría para costear los gastos de mantenimiento, optimización y expansión de los servicios ofrecidos. En vez de estar dependiento constantementede los fondos federales y sus determinaciones para emprender proyectos innovadores,  podríamos comenzar a generar nuestros propios ingresos para crear programas encaminados a profesionalizar a nuestros educadores, empresarios, trabajadores sociales, orientadores, psicólogos, doctores, enfermeros, ingenieros, abogados, científicos y otras profesionales. 

  • Infotecas: Espacios de trabajo y difusión de todos los datos
    Infoteca Universidad Costa Rica
    informatizados. La idea de digitalizar los datos responde a la necesidad de disponer de diferentes recursos de contenido publicados en diferentes lugares, formatos de representación del conocimiento e idiomas. Las infotecas operan como redes informáticas que vincularían a nuestros educadores con las infotecas de otras nacionalidades, enriqueciendo grandemente el aprendizaje de la comunidad docente.
    Su mayor ventaja es que cualquier información estará en la red y accesible desde cualquier punto del planeta sin necesidad de ir a un lugar específico y sin límite horario. Muchas de nuestras bibliotecas escolares carecen de recursos didácticos e informaticos de utilidad para los estudiantes, maestros, profesionales y comunidad en general. Las infotecas se convertirían en un gran atractivo para las personas que quieren aprender y aumentar sus horizontes de posibilidades. 
Utilizar las escuelas cerradas como oficinas gubernamentales, centros comunales o para lo que los municipios decidan hacer, no ayudará al desarrollo y crecimiento de nuestra sociedad. No permitamos que estas estructuras se conviertan en hospitalillos de adictos en espera de que el gobierno decida lo que se hará con esas instalaciones. El momento de actuar efectivamente es ahora. No es momento de crititar o echar culpas a los demás. Unámonos en una misma voz cargada de propuestas e ideas enriquecedoras. No esperemos que la crisis tenga sus peores consecuencias en nuestra ciudadanía.

Actualmente contamos con estudiantes de igeniería en Mayaguez, de arquitectura en Río Piedras, de Ciencias y de Educación en todos los recintos de la UPR que podrían participar en la construcción, restauración y operación de estos centros de aprendizaje. ¿Por qué no aprovechamos el talento de nuestros futuros profesionales al máximo para emprender proyectos de envergadura? Con el dinero que el DEPR se economizará, se podría configurar toda una infinidad de proyectos socio-tecno-educativos. Solo falta que nuestros líderes sean bien asesorados y entiendan que parte del problema económico por el que estamos atravesando es por la falta de una educación que esté articulada a la altura de los tiempos.

Existen organismos educativos auto-organizados que estarían dispuestos a formar parte de estos proyectos de transformación educativa en nuestra Isla:
  1. Recursos para Maestros de Puerto Rico
  2. Red de Educadores Puertorriqueños
  3. CT La Alianza
  4. Universidades y sus Asociaciones Estudiantiles
Muchos de nosotros viajamos kilómetros para ofrecer talleres tecno-educativos gratuitos y de bajo costo a nuestra comunidad educativa. Hacemos maravillas con muy poco dinero, porque estamos para ayudar voluntariamente a nuestros docentes, no para enriquecernos de la educación de nuestro pueblo. Y los sacrificios que hacemos los hacemos sin esperar nada a cambio; solo una sonriza y un gracias por compartir. ¿Por qué nuestro sistema no puede hacer lo mismo por la educación de nuestra gente?

Ojalá y alguno de nuestros legisladores pudiera sacar un tiempo de su cargada agenda para leer este artículo y emprender los nuevos caminos que nos permitirá edificar las nuevas arquitecturas del futuro...



4 comentarios:

  1. Este es tu mejor articulo que he leído, no solo muestra tus nobles intenciones, sino que es disruptivo en el entorno de tu "País".
    Como tu espero el eco de este pedido, pero creo que no vendrá de la política sino de la misma sociedad Boriucua.
    Mis deseos de éxito ! Los mereces !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sergio! Gracias por sacar de tu tiempo para leer este artículo. En realidad, me apena mucho que nuestro gobierno opere para restar y no para sumar posibilidades. Nuestro pueblo se hunde en la miseria. La educación es la mejor inversión y no un gasto que hay que economizar. Pero, para nuestros líderes resulta mejor ir a Washinton a pedir limosnas para que nos resuelvan nuestros problemas económicos. No hay ideas, no hay proyectos, no se mueve nada. Al menos, ofrezco mi humilde aportación para que al menos transformen una de las 100 escuelas a cerrar...

      ¡Un abrazo fratermal!

      Eliminar
  2. Excelente artículo, Antonio. Es una realidad que muchos no ven pero si se pone en práctica tan solo una de las propuestas que expones, nuestro sistema educativo tendría la oportunidad de expandirse positivamente. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Saludos Vanessa! Agradezco tu comentario y apoyo. Creo que el mensaje tiene que ser llevado por toda la comunidad educativa. El dinero economizado y las escuelas nos pertenecen, porque fueron edificadas con el dinero del pueblo. Tenemos que unirnos para llevar el mensaje. Si nos quedamos callados, el dinero y las estructuras se utilizarán para fines NO educativos. Nosotros seremos quienes saldremos perdiendo...

    ResponderEliminar