Buscador de temas

lunes, 11 de junio de 2018

Los GigEducadores

Foto: Fórmula en los Negocios
Mucho se ha escuchado hablar de la Economía Gig durante los últimos años. Este neologismo fue acuñado por la periodista norteamericana Tina Brown, haciendo referencia a trabajos esporádicos o puntuales. Su etimología proviene de hacer trabajos de un solo día. La palabra gig, en el terreno del jazz, se usaba como sinónimo de compromiso, ya que se contrataba a músicos para actuaciones puntuales o momentáneas. De este término se llega al concepto de gigging, que significa hacer chambas o trabajos de un sólo día (Expansión, 2017).
 

Según Margaret Rouse (2016) se refiere a un entorno en el que los puestos temporales son comunes y las organizaciones contratan trabajadores independientes para tener compromisos a corto plazo. La tendencia hacia una economía de concierto, ha llegado para quedarse. Un estudio de Intuit pronostica que para 2020, el 40 por ciento de los trabajadores estadounidenses serían contratistas independientes. Hay una serie de fuerzas detrás del aumento de empleos a corto plazo. Por un lado, la fuerza de trabajo en esta era digital es cada vez más móvil y el trabajo se puede hacer desde cualquier lugar, por lo que el trabajo y la ubicación ya se encuentran desacoplados. Los trabajadores gig pueden seleccionar trabajos temporales y proyectos en cualquier parte el mundo, mientras que los empleadores seleccionarán a los mejores talentos para realizar los proyectos innovadores de mayor envergadura.

La digitalización ha contribuido directamente a la disminución de puestos de trabajo, ya que las apps, la automatización y los robots reemplazarán algunos tipos de trabajos y provocarán que otros tomen menor tiempo en realizarse. Otras influencias incluyen las presiones financieras en las empresas que conducen a más reducciones de personal y la entrada de la Generación Y a la fuerza laboral. La realidad actual es que las personas estarán más propensas a cambiar de trabajo a lo largo de su vida laboral. La economía gig se percibe como una evolución del viejo paradigma del trabajo corporativo.


En una economía dinámica en la que las empresas ahorrarán recursos en términos de beneficios, espacio de oficina y capacitación, se contratarán expertos de diversas disciplinas para realizar proyectos remotos específicos que pueden ser demasiado costosos en una agencia de gobierno, empresa o industria convencional. Desde la perspectiva del profesional independiente, la economía gig establecerá un balance del trabajo-para-vivir sobre el paradigma laboral vigente en el que se vive-para-trabajar. El modelo está impulsado por profesionales independientes que escogen los trabajos que más les apasiona, en lugar de trabajar en entornos que los obligan a ejecutar procedimientos, procesos o tareas rigurosas de bajo nivel cognitivo. La economía gig es parte de un entorno cultural y empresarial cambiante que también incluye la economía del conocimiento, colaborativa, solidaria, del trueque, de las multitudes y del blockchain.


De lo que se trata es de una nueva forma de interrelación entre consumidores y productores a través de las plataformas digitales. Muchos trabajadores independientes eligen esta forma de empleo porque valoran su autonomía, el control que tienen sobre sus ejecutorias y la flexibilidad para tomar decisiones efectivas. Hoy día se cuenta plataformas disponibles para el trabajo de creativos, codificadores, doctores, abogados, diseñadores gráficos, publicistas, vendedores y otras profesiones emergentes. Debido a la proliferación de las start-ups se lanzan al mercado nuevas plataformas de intercambio colaborativo que operan al menor costo posible. Su cultura operacional los convierte en mediadores dominantes en diferentes mercados, permitiéndoles la ganancia de un porcentaje significativo en cada transacción realizada.  

La economía gig se está expendiendo entre las disciplinas del saber y algunas carreras del mercado laboral. Por lo tanto, se está dejando sentir en el escenario educativo contemporáneo. Los nuevos organismos educativos están creando plataformas tecnológicas con interesantes propuestas académicas. De ahí surgen los Entornos Comunes de Aprendizaje (Learning Commons), Redes Personales de Aprendizaje (PLN), Comunidades de Práctica (CoP), Entornos de Aprendizaje Auto-Organizados (SOLE), Cursos en Línea Masivos y Abiertos (MOOC), Nano-cursos Masivos y Abiertos (NOOC), MakerSpaces, CoWorking Spaces, Start-ups, Bootcamps, Hackathons, Viveros, Incubadoras y Aceleradoras. Parte de la Economía Gig ya se encuentra en las EduEmpresas de Lynda (LinkedIn), Coursera, edX, Miriada y los Nano-grados de Udacity. Nuevas plataformas como edvo, TEDxEdu, Singularity University, AltSchools, Uber University y Khan Academy, ofrecen soluciones educativas adaptadas a la altura de los tiempos. 

Foto: edvo
¿Quiénes son los profesionales que trabajarán en estos organismos educativos alternativos con las plataformas digitales disruptivas? Definitivamente que serán los GigEducadores. Estos profesionales cuentan con una serie de características que los destacan sobre los demás educadores de la corriente tradicional: 


 

 Características de los GigEducadores

  1. Son los conocidos Docentes Virtuales, Freelancers Educativos, Tele-Educadores y Profesores Globales que ofrecen sus servicios profesionales a agencias gubernamentales, universidades, organismos educativos independientes, empresas privadas, micro-empresas, PYMES y ONGs. 
  2. Trabajan fuera de los bordes al rebasar las líneas rojas que impone el sistema educativo tradicional, colaborando en espacios colectivos, ecosistemas expandidos y redes cognitivas. Trabajan mejor en las redarquías que en las jerarquías. 
  3. Capaces de sumergirse entre la dimensión física y virtual en cualquier momento.
  4. Se encuentran en las plataformas sociales compartiendo conocimientos y experiencias en las redes de Twitter, Facebook, Google+, LinkedIn, Instagram y WhatsApp. 
  5. Son los nuevos influencers educativos que producen diversidad de eventos: conferencias, talleres, lecciones, webinars, charlas, videotutoriales, foros y encuentros educativos innovadores. 
  6. Son aprendices autónomos que participan en diferentes redes y proyectos educativos con la finalidad de mantenerse al tanto de las nuevas tendencias pedagógicas, paradigmas, modelos, esrtategias, ténicas, y la incorporación de nuevas herramientas digitales para fomentar el desarrollo cognitivo. Aprenden más trabajando y trabajan mejor aprendiendo.
  7. Dejan de ser especialistas de una sola materia, para convertirse en profesionales transvergentes, polivalentes y polímatas.
  8. Son nómadas del conocimiento altamente innovadores, imaginativos, creativos, capaces de trabajar en colaboración con casi cualquier persona, en cualquier momento, en cualquier lugar y con cualquier dispositivo.
  9. Utilizan diferentes plataformas, sistemas, formatos, softwares y aplicaciones móviles para ejecutar sus roles eficientemente.  
  10. Escriben interesantes artículos educativos sobre sus experiencias pedgógicas en los blogs, portafolios electrónicos, páginas web personales y redes sociales educativas. 
  11. Gestionan su Marca Personal Educativa para promover servicios educativos profesionales y darle valor al trabajo realizado. 
  12. Son profesionales autosuficientes capaces de crear sus propios recursos de aprendizaje en diferentes formatos de representación del conocimiento. 
  13. Ejecutan diferentes roles educativos con habilidades transitorias de naturaleza cambiante: Facilitadores, dinamizadores, diseñadores de nuevas ecologías, project managers, gestores socio-cognitivos, tutores, mentores, evaluadores y coaches de aprendizaje. 
  14. Se centran más en el aprendiaje de competencias de alto nivel cognitivo y desarrollo de talentos personales, que en la enseñanza de contenidos didácticos de las asignaturas.    
  15. Se adaptan fácilmente a los nuevos paradigmas de la Educación Distuptiva, 4ta Revolución Industrial, Sociedad Red, Modernidad Líquida y Sociedad Nómada.
  16. Se convierten en referentes de reconocimiento global que participan en diferentes foros tecno-educativos. 


Beneficios
  

  • Goza de libertad geográfica para relizar sus actividades cotidianas. 
  • Ya no realiza varias cosas en un solo tiempo. Ahora lleva a cabo muchas cosas en diferentes tiempos. 
  • Su trabajo es deslocalizado, destemporalizado, desmaterializado y desmonetizado.
  • Se trabaja por proyectos, no por horarios fijos.
  • Ahorro en gastos operacionales: renta de local, energía eléctrica, agua, mantenimiento, estacionamiento, seguridad, consumo de gasolina, estaciones de pejaje, alimentos, uniformes, etc. 
  • No hay que estar atado a las políticas, restricciones y procedimientos de la oficina.
  • Balance entre el trabajo y calidad de vida.
  • Genera ingresos adicionales.
  • Sostienen relaciones de valor con influencers y profesionales de reconocimiento global en diferentes disciplinas del saber.


Limitaciones

  • No hay ingreso mensual fijo. 
  • Participa en proyectos de naturaleza cambiante y corta duración.
  • No acumula vacaciones, días por enfermedad ni días de maternidad.
  • No provee Seguro médico, MedicAid o MedicCare.
  • No colecta para el Seguro Social o plan de retiro.
  • Posibilidad de cobrar sueldos bajos por laborar en proyectos rigurosos
  • Desprovisto de leyes internacionales de protección laboral.
  • En algunas instancias se experimenta cierta lentitud en los trámites para procesar los pagos y las transferencias bancarias.

Algunos maestros, profesores y profesionales se están convirtiendo en GigEducadores debido a los constantes planes de reestructuración que atraviesan las escuelas, universidades y empresas privadas.
La incertidumbre laboral está moviendo a muchos profesionales de la educación a generar nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo a través de los mercados digitales. Muchos educadores ya han dado el salto o están por hacerlo al ofrecer sus productos y servicios de consultoría en eLearning / mLearning, adiestramientos de capacitación docente, diseño instruccional, diseño gráfico, docencia virtual, project managing, evaluación externa y diseñadores de nuevas ecologías de aprendizaje.

La educación del siglo 21 se está moviendo hacia la Reaidad Virtual, Realidad Aumentada, Internet de las Cosas (IoT), Learning Machines, Blockchain, Automatización y los Chatbots Educativos. La escuela y universidad carecen del personal capacitado para incorporar estas nuevas vertientes tecnológicas en las salas de clase tradicional. De modo que muchos profesonales gig ven una grandiosa posibilidad de mercadear sus productos y servicios tecnológicos en el sistema educativo.

¿Estás pensando dar el salto a la GigEducación?

Déjanos saber tus experiencias...

AQUÍ accederás un ejemplo de solicitud de empleo para GigEducadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario